Fronteras de Buenos Aires


Debajo de un puente, a su inalterable sombra, un policía, una publicidad y una provisoria habitación.


El flujo de transeúntes decae por la noche. Nunca el del tránsito superior...


El peatón, el auto y el viento pasan...

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.
Return top